Saltar al contenido principal

406 internos del CRS Turi ahora saben leer y escribir

Ministra Rosana Alvarado entregó los certificados y felicitó a los internos por no dejarse vencer.

406 personas privadas de libertad (PPL) del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Turi recibieron el certificado de culminación de los módulos en las etapas de alfabetización y post-alfabetización, en una emotiva ceremonia que contó con la presencia de la Ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado.

En el evento de clausura del periodo 2017 de educación básica también participó la viceministra de Atención a Personas Privadas de Libertad, Liliana Guzmán, y representantes del Ministerio de Educación, que coordina los proyectos educativos en los CRS del país.

La Secretaria de Estado felicitó a los internos y ratificó el compromiso del Ministerio de Justicia para organizar actividades que permitan alcanzar una rehabilitación integral, en la cual la educación es uno de los principales ejes.

Además de la educación, el sistema penitenciario contempla la rehabilitación de las personas privadas de libertad desde diferentes proyectos y programas educativos, culturales y laborales.

“Este un momento de reivindicación para las personas privadas de libertad y una muestra de que es posible superarse (…) Es un logro gigante”, dijo Alvarado, quien recibió una caja de chocolates elaborados por internas del pabellón femenino.

La ceremonia inició con la interpretación del Himno Nacional a cargo de los internos Sebastián P., en el acordeón, y Esteban S. en el piano, luego se presentó el grupo de danza folclórica del pabellón femenino.

Franco J., que obtuvo su certificado de post-alfabetización, dijo que esta es una oportunidad que no quiere desaprovechar. “Me siento feliz… Ahora quiero seguir aprendiendo y después enseñar a mis hijos”.

Maritza P. agradeció al Ministerio de Justicia la oportunidad de seguir adelante, pues considera que la educación es fundamental para superarse y alcanzar objetivos importantes.

Además de la educación, el sistema penitenciario contempla la rehabilitación de las personas privadas de libertad desde diferentes proyectos y programas educativos, culturales y laborales.

El Código Orgánico Integral Penal establece la formación de los internos en el artículo 704 del Código Orgánico Integral Penal (COIP): “Los niveles de educación inicial, básica y bachillerato son obligatorios para todas las personas privadas de libertad que no hayan aprobado con anterioridad esos niveles. El sistema nacional de educación es responsable de la prestación de los servicios educativos al interior de los centros de privación de libertad”.