Saltar al contenido principal

Gobierno nacional entrega becas a favor de las mujeres

Ministra Rosana Alvarado participó durante entrega de becas estudiantiles a mujeres.

La ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado, participó en la entrega de 600 becas estudiantiles a mujeres y a un grupo de los hijos de las mujeres víctimas de femicido, a través del programa nacional Eloy Alfaro de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt).
Durante el evento, la titular de Justicia abordó la situación de la violencia de género tanto en la sociedad ecuatoriana, como al interior del sistema de educación superior.

Destacó la necesidad de derrumbar las brechas entre hombres y mujeres al interior de la academia, puesto que, actualmente, existe un dominio masculino del 66% frente al 34% de las profesoras.

"El espacio educativo se ha convertido en el lugar donde la discriminación contra las mujeres también se reproduce, igual que en la esfera privada”, Rosana Alvarado.

“Es necesario estar consciente que estas diferencias son parte de una violencia que es estructural. (… ) El espacio educativo se ha convertido en el lugar donde la discriminación contra las mujeres también se reproduce, igual que en la esfera privada”, mencionó.

Respecto a las becas que otorga el Estado, calificó como alentador el hecho de que el 55% de becas que se entregan son para mujeres en su diversidad. “Esto refleja la sensibilidad del servicio público”. Este nivel de participación es parte de la implementación del Plan Nacional de Erradicación de la Violencia de Género, en el cual participan varias instituciones del Estado, lideradas por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos.

Según el secretario de Educación Superior, Augusto Barrera, estas becas permitirán que las estudiantes puedan culminar sus estudios universitarios. “Nosotros debemos empeñarnos en abrir esas oportunidades y facilitar los proyectos de vida y (…) estas becas están orientadas a eliminar los problemas de desigualdad económica y social, pero incorporando el tema de género”, agregó el Secretario nacional.

Al evento también asistió la representante de ONU Mujeres para Ecuador, Bibiana Aído. Para ella la educación superior es un momento privilegiado para formar profesionales y personas que puedan transformar la realidad de las mujeres y las niñas. Hizo hincapié en la necesidad de implementar políticas que contribuyan a fortalecer la productividad de las mujeres. “A pesar de los avances alcanzados, las mujeres todavía estamos en desventaja y esto no está bien, no solo en términos de justicia sino en términos de productividad y economía”.

Por su parte, la ministra Alvarado informó que dentro de la actualización del Plan de Erradicación de Violencia de Género se incluye el empoderamiento económico de las mujeres, puesto que hay una necesidad urgente por desfeminizar la pobreza.