Saltar al contenido principal

Ministra Rosana Alvarado participa en séptima conferencia de las Naciones Unidas contra la Corrupción

La ministra Rosana Alvarado participa en la conferencia, en Viena.

La Ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado, presidió la delegación ecuatoriana a la Séptima Conferencia de los Estados Partes de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC), la cual se desarrolla en la ciudad de Viena del 6 al 10 de noviembre de 2017.

La Ministra Alvarado participó en el panel de alto nivel sobre la UNCAC y la integridad, transparencia y políticas preventivas anticorrupción, en el que se presentó los avances de nuestro país con la creación del Frente de Transparencia y Lucha contra la Corrupción; la promoción del pacto ético internacional para lograr la justicia fiscal; así como la consulta aprobada sobre la prohibición para los funcionarios públicos de tener recursos e inversiones en paraísos fiscales.

"La corrupción es una de las peores formas de violencia social y que equivale a robar a los más débiles", Rosana Alvarado.

De la misma manera, reiteró la necesidad de desarrollar estrategias de educación y valores como medidas para evitar actos de corrupción, así como la propuesta presidencial que será llevada a consulta popular para sancionar con la inhabilidad permanente para ejercer cargos públicos, a quienes hayan sido sancionados por delitos contra la administración pública.

La Ministra resaltó, también, que la corrupción es una de las peores formas de violencia social y que equivale a robar a los más débiles, e instó a los estados a trabajar coordinadamente en la lucha contra este flagelo, destacando que no será posible erradicar la pobreza extrema y la desigualdad en el mundo si no se desarrollan nuevos mecanismos para combatir la corrupción a nivel global.

En el evento paralelo también participaron el presidente de la República de Kiribati, Taneti Mamau, el presidente de la Autoridad de Transparencia y Control Administrativo y de Catar, Saad Al Mahmoud y funcionarios de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).