Saltar al contenido principal

Rosana Alvarado: las universidades deben garantizar espacios libres de violencia

La ministra Rosana Alvarado señaló que el delito sexual, es un delito de poder.

“Necesitamos ciudades donde las mujeres no tengan que cruzar la calle para sentirse seguras (…) Las universidades no deben ser indiferentes a este debate y sus espacios no deben ser hostiles para ellas”, señaló la ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado.

“El delito sexual es un delito de poder y un atentado a la dignidad e integridad de las personas”, Rosana Alvarado.

La Secretaria de Estado participó del taller Los Derechos, el Régimen Sancionatorio y Prevención de Delitos Sexuales en la Comunidad del Sistema de Educación Superior, este jueves 30 de noviembre de 2017, en la Universidad de Cuenca.

La Ministra expresó la importancia de que las universidades se sumen al debate sobre la violencia de género y hagan de sus campus espacios seguros para las mujeres.

Esta discusión, sin embargo, no solo ha estado ausente de las ciudades, sino también del país, la región y el mundo, enfatizó Rosana Alvarado. “Hay una promoción del silencio. La impunidad está en el silencio”.

La Ministra recordó que desde que el femicidio se tipificó como delito en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) “hemos perdido 243 compañeras”.

Rosana Alvarado recordó que una de cada cuatro mujeres sufre violencia sexual y el 60% es agredida. “El delito sexual es un delito de poder y un atentado a la dignidad e integridad de las personas”.

La titular de la Cartera de Estado participó del último de la serie de talleres desarrollados bajo esta temática junto a autoridades del Consejo de Educación Superior (CES), de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) y de la Universidad de Cuenca.