Técnicos en Seguridad Penitenciaria y sus familiares se sienten orgullosos de servir a la Patria

Wilson Calero, uno de los 323 estudiantes que cumplió la fase teórica de la carrera Técnica en Seguridad Penitenciaria, que participación en el evento de incorporación al sistema de rehabilitación social que se realizó en Escuela de Formación Penitenciaria del Ecuador, señaló que los valores éticos y morales que afirmó durante los 17 meses de preparación han sido “muy valiosos en su vida”, y espera ponerlos en práctica “para servir al país”.

“Me siento orgulloso de servir a la Patria. Mi sueño siempre fue ser uniformado y qué mejor si es aquí. Este Gobierno nos ha dado la oportunidad de superarnos”, dijo Calero tras la ceremonia de incorporación de la primera promoción de la tecnicatura en Seguridad Penitencia, un evento que contó con las principales autoridades de la Cartera de Estado, entre ellas la ministra Ledy Zúñiga, mentalizadora del proyecto.

Rubén Segarra, padre de Viviana Segarra, futura técnica que también se incorporó al sistema penitenciario con su contrato laboral, dijo sentirse orgulloso de que su hija sirva a la Patria desde una causa tan importante como sensible, como es la atención en los centros de rehabilitación social.

“Es un orgullo como padre, que mi hija sirva a la sociedad y al país de esta manera, además que me parece muy humano que el Gobierno piense en una verdadera rehabilitación de los internos”, dijo Rubén.

Viviana, su hija, cuenta que se ha formado en procura de aportar para un mejor futuro del país y de su familia. “Me llena de satisfacción haber dado un paso más en mi carrera y haber adquirido más herramientas para servir al Ecuador”.

Julia Guachamin, madre de Mayra Sinchiguano, estudiante de la Escuela de Formación Penitenciaria, dijo haberse cumplido un sueño: ver a su hija convertirse en profesional. “Me da alegría y orgullo saber que tengo una hija que cuidará y ayudará en la rehabilitación de los internos del país”, afirmó.

Los técnicos en Seguridad Penitenciaria juraron, ante la bandera Nacional, servir al sistema de rehabilitación social; además, recibieron el contrato de trabajo de parte de las autoridades presentes, mientras que los mejores agentes fueron reconocidos por la ministra Ledy Zúñiga.