Saltar al contenido principal

Tres nuevos trabajos discográficos tienen las personas privadas de libertad de Guayaquil

La ministra Rosana Alvarado recibió los trabajos discográficos de los grupos de personas privadas de libertad.

Las voces de las personas privadas de libertad de Guayaquil se escucharán en las radios, en las casas y los vehículos. Tres discos compactos nuevos se grabaron en los centros de rehabilitación social y se presentaron este martes 31 de octubre.

El trabajo artístico de estos grupos se enfoca en sus vivencias y luego de siete meses de trabajo, en los que pusieron letra y música de canciones inéditas, realizaron covers de otras, grabaron, se tomaron la foto de portada y le pusieron nombre al disco.

En esta ocasión Prisioneras del Amor, del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Femenino Guayas, grabaron seis canciones de género tropical en su disco Esencia.

La venta de los discos compactos se realizará con el apoyo de los familiares de las personas privadas de libertad.

En el CRS Regional Guayas, en cambio el grupo RZ8, conformado por 24 personas privadas de libertad, presentó su trabajo No vuelvo más, con seis canciones.

Finalmente, en el Centro de Rehabilitación Social Varones 1, un solista, un dúo y Los Embajadores de la Libertad, que interpretan música urbana y salsa grabaron sus voces en las seis canciones del disco Dejando Huellas.

Rolando M., después de ocho años en privación de libertad, aseguró que la música le permitió reflexionar sobre su vida. Con sus compañeros de RZ8 demostró su conocimiento musical e interpretó su canción No volver a tropezar.

Al terminar con la presentación, Sosimo C. en nombre de las personas privadas de libertad entregó formalmente los trabajos musicales a Rosana Alvarado, ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos. Agradeció en nombre de todos sus compañeros por el trabajo del Ministerio en los centros de rehabilitación social y el esfuerzo de las autoridades para apoyar los proceso de reinserción social.

Rosana Alvarado destacó el  empeño la creatividad y el talento  de los internos  para componer canciones. “Este es un logro de las familias. Su rehabilitación no solo se da con ayuda del Estado, depende de su voluntad, su esperanza y sus desafíos”.