Saltar al contenido principal

Azuay y Cañar se comprometen a trabajar “Por una Vida Libre de Violencias”

Con la presencia de aproximadamente 130 personas se desarrolló en la Universidad Nacional de Educación, ubicada en Azogues el Acuerdo  Nacional 2030 “Por una Vida Libre de Violencias”,  iniciativa impulsada por el Gobierno Nacional por medio de la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Inclusión Económica y Social.

En el encuentro se trató la importancia de desnaturalizar las violencias y las discriminaciones en la sociedad ecuatoriana promoviendo la corresponsabilidad parental y en el ejercicio de los derechos, la necesidad de alcanzar una articulación interinstitucional para lograr respuestas coordinadas, efectivas, oportunas, especializadas e integrales de los  sistemas descentralizados de protección integral.

Otro de los temas sobre los que más se dialogó fue el compromiso de los operadores y administradores judiciales para que exista  un acceso a la justicia especializada, que no revictimice y que garantice la no impunidad.

La coordinadora Zonal 6 de la Secretaría de Derechos Humanos, Zoila Coronel, hizo un llamado para que todos participen en la construcción de un futuro seguro y de paz, “Azuay y Cañar merecen y necesitan de este Acuerdo para desnaturalizar la violencia mediante la educación y no tolerancia ante estos hechos”.

En esta cita se manifestaron ideas y experiencias con el fin de trabajar en la prevención, fortalecimiento de sistemas especializados de protección integral de derechos, por lo que es necesario el compromiso de las autoridades locales, quienes manifestaron su respaldo a este trabajo que busca prevenir y erradicar las violencias en el país.

Byron Pacheco, prefecto de la provincia de Cañar  manifestó: “Venimos convencidos en participar en este Acuerdo Nacional Por Una Vida Libre de Violencias, no es solo un deber de las autoridades, es un derecho de todas las personas”.

Por su parte Marlene Villavicencio, representante ciudadana señaló que esta es la oportunidad de unir esfuerzos para trabajar por la vida de los grupos vulnerables, pues todos los días se registran en medios de comunicación y redes sociales nuevos casos de violaciones e indicó: “Las violencias nos acechan en todos los lugares, en el hogar, en el transporte, en la calle, porque están naturalizadas mediante prácticas culturales, mientras tanto las cifras de femicidios se disparan”.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *