Saltar al contenido principal

Capacitación a personal que apoyará para II Encuesta Nacional de Relaciones Familiares

En el marco de la II Encuesta Nacional de Relaciones Familiares se realizó la sensibilización y capacitación a encuestadoras y supervisoras a través de la colaboración interinstitucional de la Secretaría de Derechos Humanos, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, la Universidad Central del Ecuador, el Consejo Nacional de Igualdad de Género y  la Agencia Alemana de Cooperación (GIZ), mediante 4 talleres simultáneos en Quito, Cuenca, Guayaquil y Ambato.

Las capacitadoras previamente certificadas por la GIZ facilitaron los talleres que abordaron diversas temáticas: diferenciación de sexo y género, cuáles son los mitos, estereotipos y ámbitos que se generan alrededor de la violencia contra las mujeres, conocimiento del protocolo ético y de seguridad en el marco de la encuesta, además de la normativa nacional e internacional en materia de derechos humanos y género.

Debido a la carga de información sensible que recibirán las 160 encuestadoras y supervisoras a lo largo del levantamiento de la II Encuesta Nacional de Relaciones Familiares, se prevé que existan espacios de contención y autocuidado, con el motivo de descargar y mitigar emociones.

En ese sentido, las funcionarias del Servicio de Protección Integral de la Secretaría de Derechos Humanos de Quito, Guayaquil, Cuenca y Ambato serán las encargadas de acompañar a lo largo de la Encuesta. Además, proveerán de atención en primero auxilios psicológicos durante los 2 meses de trabajo que dura el levantamiento de la información.

Al respecto la directora de Prevención y Transformación de la Cultura de Violencia de la Secretaría de Derechos Humanos, María Gloria Amorozo, manifestó que en esta encuesta se incorporará, según contempla la Ley Orgánica Integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres (LOIPEVM), la medición de otros tipos de violencia que no contempló la Encuesta anterior: violencia económica patrimonial y gineco-obstétrica. “Es importante que este sea un proceso integral que asegure el enfoque de derechos humanos a lo largo del levantamiento de la encuesta con la finalidad de asegurar la calidad de la información” resaltó.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *